Dermatología Clínica

"La dermatología clínica es una especialidad en que se formulan centenares de diagnósticos, con una amplia interacción con otras ramas de la medicina, tanto clínicas, como quirúrgicas. 

Las funciones que cumple nuestra piel son muchas, no sólo como agente de barrera, función inmunológica y termoregulación, sino también comunicación socio-corporal, gracias a su aspecto, olor y sentido del tacto y define nuestra identificación personal. 

Por ello el cuidado y nuestra salud corporal lo define y refleja nuestra piel".

Envejecimiento cutáneo

Algunas consideraciones....

El envejecimiento cutáneo incluye dos fenómenos diferentes: el envejecimiento cronológico, verdadero o intrínseco, que es un cambio universal que se considera inevitable y atribuido sólo al paso del tiempo; y el fotoenvejecimiento causado principalmente por radiaciones ultravioletas con el consiguiente daño acumulativo.

Los cambios propios del envejecimiento cronológico pueden ser observados con más claridad en las áreas no expuestas:

  • Hay adelgazamiento epidérmico y dérmico
  • Disminución del número de células, de fibras de colágeno y de elastina e importantes alteraciones en la matriz extracelular.
  • Disminución del aporte nutritivo y de las secreciones glandulares (ecrinas, apocrinas y sebáceas) y retención de líquidos por mala circulación.
  • La piel se deshidrata y tiende a la descamación, se hace más laxa y pierde su tersura, se forman arrugas y aparece la flaccidez y la atrofia tisular, principalmente, del tejido graso subcutáneo, muscular y óseo.

El conjunto de estas modificaciones provoca el aspecto cansado y senil de la piel, acompañado de las alteraciones cutáneas como manchas pigmentarias, queratosis actínica, verrugas seborreicas, etc.

En este proceso intervienen dos tipos de fenómenos:

  • Genéticos: donde se heredan las características físicas de la piel.
  • Externos: el SOL es el más perjudicial. El daño actínico es acumulativo y se caracteriza por fibras elásticas dañadas cuyo material genético ha sido alterado por los rayos ultravioleta siendo éstos irreversibles. El TABACO por la formación de radicales libres disminuye la defensa antioxidante propia de la piel provocando alteraciones microscópicas.

El tratamiento indicado en lesiones por fotoenvejecimiento es variado. Una de las últimas opciones dentro del mercado de la Dermatología Estética es el uso de Luz Pulsada Intensa. (IPL)

Este equipo actúa calentando de forma preferencial la microvasculatura de la dermis, estimulando la formación de nuevas fibras de colágeno que se encuentran a este nivel. Mejorando la textura y la firmeza de la piel atenuando las arrugas finas, disminuyendo el tamaño de los poros, devolviendo a la piel luminosidad, y reduciendo el enrojecimiento disperso de la cara. Es un procedimiento rápido e indoloro.

Se realizan sesiones cada 3-4 semanas y los resultados comienzan a valorarse a partir de la 3° sesión aproximadamente.

Otro tratamiento efectivo de última tecnología es el Láser de CO2 fraccionado que incide en la piel a través de un pixelado que deja piel sana entre los puntos.

 

1