Dermatología Clínica

"La dermatología clínica es una especialidad en que se formulan centenares de diagnósticos, con una amplia interacción con otras ramas de la medicina, tanto clínicas, como quirúrgicas. 

Las funciones que cumple nuestra piel son muchas, no sólo como agente de barrera, función inmunológica y termoregulación, sino también comunicación socio-corporal, gracias a su aspecto, olor y sentido del tacto y define nuestra identificación personal. 

Por ello el cuidado y nuestra salud corporal lo define y refleja nuestra piel".

Hiperhidrosis (Transpiración excesiva)

La transpiración es un fenómeno normal destinado a la regulación de la temperatura de nuestro organismo que tiene como fin  mantenerla estable eliminando el calor sobrante mediante el sudor.

La hiperhidrosis se presenta cuando este mecanismo se altera, y las personas transpiran más de lo normal. Producen 5 veces más sudor que el  necesario para regular la temperatura corporal, traduciéndose en una situación molesta para el paciente ya que manchan la ropa, el calzado y tienen habitualmente las manos y la cara mojadas.

La hiperhidrosis puede ser primaria y se caracteriza por una respuesta exagerada de las glándulas a estímulos como calor, estrés emocional o físico. Comienza en la infancia o adolescencia y el problema radica en una exacerbación de la respuesta nerviosa glandular.

La hiperhidrosis secundaria se da como consecuencia de otros problemas de resorte clínico-endocrinológico como ser Hipotiroidismo, hipertiroidismo, diabetes, obesidad, etc.

El tipo más frecuente de hiperhidrosis es axilar predominando en un 60% de casos.

El tratamiento tiene efectos beneficiosos no sólo para disminuir la transpiración excesiva sino además para devolver seguridad y comodidad al paciente mejorando así su calidad de vida.

La aplicación de toxina botulínica bloquea la actividad de las glándulas sudoríparas a nivel local de manera segura, sencilla, rápida y sin necesidad de anestesia. Lo debe realizar el dermatólogo en su consultorio evaluando el grado de hiperhidrosis que presenta el paciente y descartando eventualmente causas secundarias de hiperhidrosis mediante un buen interrogatorio y  examen físico pertinente.

Otros tratamientos son las lociones con sales de aluminio, iontoforesis y tratamiento quirúrgico.

1