Dermatología Estética

"Durante el Siglo XX y el actual, se han desarrollado extraordinarios avances en la ciencia y en la tecnología que, junto con cambios sociales, culturales y de estilo de vida, también han generado nuevas concepciones de belleza y del cuidado del cuerpo.

Por esto, nos hemos interesado en la Dermatología Estética, para ocuparnos de los tratamientos de aquellos inesteticismos como el acné, la obesidad, los cambios en la piel por el efecto del evenjecimiento, la insuficiencia vasculares, la celulitis, entre otras.

Nuestro Equipo posee los aparatos más avanzados y una excelente capacitación profesional para conseguir el mejor resultado estético y la imagen corporal deseada".

Dermopigmentacion

Es la aplicación de pigmentos en la epidermis y dermis de la piel. 

Es una técnica muy demandada a nivel estético ya que asegura una apariencia siempre impecable desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Además, permite corregir defectos de la cejas, realzar y mejorar el contorno de la boca, aumentar la apariencia de tamaño de los ojos y disimular pestañas poco pobladas.

Es una técnica derivada del tatuaje para el embellecimiento y el camuflaje corporal y facial.

Esta técnica también se aplica en cicatrices en casos de accidentes, cirugía, lesiones cutáneas, redibujo del pezon en caso de reconstitución mamaria o zonas del cuero cabelludo que han perdido cabello, permitiendo fusionar cuestiones médicas con resoluciones estéticas.

En casos de alergias a ciertos maquillajes, tambíén brinda un solución ya que éste es de forma permanente. 

Con una prueba de maquillaje en las zonas deseadas pla paciente podrá ver sobre tu propio rostro cuales serán los resultados del tratamiento.

Previamente se realiza una prueba de alergia en región retroauricular para evaluar la reacción de la piel al pigmento. El tratamiento se realiza en 60-90 minutos, y a partir de los 30 días se puede realizar una sesión de retoque.  

La dermopigmentación es  temporal, ya que los pigmentos implantados se van absorbiendo con el paso del tiempo. No obstante, su duración es prolongada.

La permanencia oscila entre dos y cuatro años dependiendo de la zona, del tipo de piel, de la técnica utilizada, e incluso del tono del pigmento que hayamos elegido en nuestro tratamiento.

1